Fuenlabrada, es uno de los municipios madrileños que más concentración de extremeños en el exterior agrupa.
Allí nos acoge la Casa Regional de Extremadura en Fuenlabrada.
Son solo necesarios unos minutos para sentirnos como en casa. Factor denominador de cada centro extremeño que vamos conociendo, es curioso sentir como a pesar de la distancia y los años que hace que muchos de sus socios se marcharon de “su tierra” siguen apegados a sus costumbres, cultura y hasta les queda huella de su dialecto.
Cada Casa de Extremadura, hogar o centro extremeño tiene una historia, así como cada persona que la hace posible con su trabajo incondicional día a día.
En este programa de “Ese lugar llamado Extremadura” conversamos con Juan Alfonso Díaz, Presidente de la Casa regional de Fuenlabrada, sin prisas, sin metas… por que nos gusta saborear cada historia, porque éstas son las que configuran el recorrido de cada casa extremeña en el exterior.

Juan Alfonso, natural de Hibernando, pequeña localidad de Cáceres, llegó a Fuenlabrada hace 66 años consecuencia de la emigración que sufrió la Comunidad Extremeña en la década de los 50 y 60. Un niño de 11 años de edad que agarrado a sus padres y rodeado de maletas pone rumbo hacía un futuro esperanzador.

Fuenlabrada con 15 mil habitantes por esa fecha fue ciudad de acogida de una gran mayoría de emigrantes provenientes de toda la geografía española, Galicia, Castilla, Andalucía…hoy, en el 2014 cuenta con una población de 205 mil habitantes.
Juan Alfonso comienza a formar parte de la Casa regional extremeña de Fuenlabrada en el año 87, “sin conocimiento de este mundo” tal como nos confiesa. Un “mundo” que ya no dejaría nunca.

Emocionado nos relata su ingreso en la asociación, “mi hijo mayor quería jugar al futbol y en la Casa Regional Extremeña había un equipo. Como extremeño pensé, ¡qué mejor que entrenar con la camiseta de mi tierra –verde, blanca y negra!”.
Ese día comenzó a involucrarse en la organización, algo más tarde entrando a formar parte de la FAECAM (Federación de Asociaciones Extremeñas en la Comunidad de Madrid) y pasando por casi todos los cargos directivos de la Federación. Hasta que finalmente el 21 abril del 2014 vuelve a ser Presidente de la Casa Regional hasta la fecha.
Las Casa regional Extremeña de Fuenlabrada se fundó en 1979, fruto de una conversación en un bar entre 14 personas, “era una época dónde existía la necesidad de reunirse con compañeros paisanos y contar vivencias de la tierra”.
Paso a paso, la Casa regional fue haciéndose una realidad, siempre bajo el apoyo del Ayto. de Fuenlabrada, que ha cedido desde entonces la sede física de la organización.
Actualmente se encuentran en un local amplio que les permite organizar actividades, manualidades, informática, pilates, grupos de teatro, coros y danzas, charlas culturales, presentaciones de libros, exposiciones de productos extremeños, de pintura… iniciativas que hacen de éste, un espacio vivo dentro de Fuenlabrada.

“La gente necesita tener contacto, verse… y aquí nos juntamos en Noche Vieja, Reyes, Carnavales, Fiestas patronales…” nos cuenta Juan Alfonso, quien nos dice que actualmente en la organización hay 1.100 socios en número redondos. A estos les agradece su participación de forma desinteresada en cada evento que organizan, ya que son “los que lo hacen posible”, especialmente a la Junta Directiva.

Juan Alfonso Diez, Presidente de la Casa regional Extremeña de Fuenlabrada nos confiesa que lo que más le ha marcado desde que forma parte de ella ha sido “la gente que se mueve en estos sitios, conocer a mucha gente de todo tipo de cultura y actividades en la vida”. E invita a todo aquel interesado a que participe de ella, “mucha gente se siente de Extremadura tal cual como si hubieran nacido en ella, y de la casa extremeña igual”, haciéndonos saber que no hay que ser de origen extremeño para poder ser socio.
“En definitiva la Casa Regional de Fuenlabrada es un espacio para poner en valor nuestra tierra y transmitir a nuestros descendientes el orgullo de nuestras raíces, así como defender nuestro lugar de residencia actual, al que le debemos tanto”.
Gracias Juan Alfonso por contarnos tu historia y la de la Casa regional de Extremadura en Fuenlabrada.
Nuestra parada en esta localidad madrileña llega a su fin, continuamos nuestro interesante viaje en busca de más extremeños que viven fuera de la tierra que los vió nacer y de Casas regionales, hogares y centros extremeños que mantienen viva la cultura extremeña fuera de sus fronteras, pero volveremos, seguro que volveremos.

No hay comentarios

Dejar respuesta